16 enero 2009

Piedritas


El viernes pasado fui con mi sobrino Nicolás a caminar a la montaña. Tenía ganas de llevarlo al cerro López (Bariloche), ya que la vez que lo hice llegué solo al refugio y mi idea era ir hasta la cumbre (que es lo más lindo de caminar vertical) a mostrarle la vista hermosa que imagino hay desde allí. Pero este cerro se niega a que lo suba, siempre que quiero hacerlo pasa algo que me lo impide.. esta vez, perdimos el bondi =/

Así fue que una vez más terminamos subiendo al refugio Piedritas, que queda en el Frey (no sé si este es el nombre del cerro, sí lo es del refugio que está luego de Piedritas) detrás del Catedral. Había estado ahí unos días antes con unas amigas y llamó mi atención la poca cantidad de aves que percibí, pero pensé que el haber ido no muy temprano y sin la dedicación exclusiva a la actividad de observación, tenía influencia en este resultado. Esta vez llevé los binoculares y la libretita de campo para corroborar mi suposición.

El sendero arranca desde el lago Gutierrez, sube por el quemado del Catedral (que se ve desde la ruta al Bolsón) y luego se bifurca hacia playita Muñoz (bosque de Coihue) y a Piedritas (bosque de Lenga). La parte del quemado es alucinante, uno puede observar año a año como de a poco se va recuperando el lugar con las especies vegetales que van colonizando los espacios que abrió el fuego. En este lugar tuve la suerte hace un par de años, en una tarde-noche lluviosa, de ver perchado sobre un tronco de Coihue quemado un Esparvero Variado a la espera de su comida. Una imagen que quería compartir con ustedes, está tan grabada en mi cabeza! es una "foto" inolvidable.

En la primer parte del recorrido vimos fio fios, ratonas, zorzales y chimangos (especies típicas de ambientes en regeneración). Vimos golondrinas patagónicas volando en toda dirección, gaviotas cocineras y quizá escuchamos algún chucao a lo lejos también. Entrando al bosque de lenga comenzó el barullo de los rayaditos (ti ti ti ti ti ti) acompañado por el 'espaciado y lastimero' fio.

Casi agotados, divisamos entre los árboles el refugio! hacia ahí nos dirigimos contentos. Se acercaba el descanso.. y la comida!! Nos dirigimos al arroyo Van Titter para disfrutar del almuerzo y nos encontramos allí con un grupete de golondrinas barranqueras (y una que otra patagónica) volando al raz del agua, cerca nuestro, a toda velocidad!




Todo muy rico y hermoso paisaje, emprendimos la bajada. Le contaba a Nico mientras descendíamos, que varias veces había observado a los márgenes del sendero carpinteros magallánicos, pero que ninguna de las tres veces que estuve en este último tiempo los ví ni escuché. Quizá en esta época hay demasiada gente ascendiendo a los refugios y éstos prefieren buscar la tranquilidad en otro lugar.


Al llegar al inicio de la picada, y al final de nuestro recorrido, en el lago Gutierrez oimos remolineras y caminamos (cansadísimos) a tomar el colectivo de regreso a casa.



Pia





1 comentario:

juan dijo...

excelente...muy bien narrado y las fotos son hermosas!!!

Mandanos un mail!

Sumate a nuestro sitio de Facebook: . .
. Unite al Foro de Esquel Aves
Se ha producido un error en este gadget.